viernes, 29 de octubre de 2010

Periodismo Aschiranezco


Con el cuerpo del ex presidente Néstor Kirchner siendo velado, tuvimos que asistir (nuevamente) al desvergonzado accionar de algunos periodistas.

No les alcanzó al parecer la campaña de demonización de este gobierno, que ni siquiera lo dejan velar los restos de su líder en paz.

Algunos con profunda hipocresía salieron (hoy, con Kirchner muerto) a enumerar algunos logros de su gestión. Los mismos que hace apenas un par de días no reconocían absolutamente NADA positivo de los Kirchner.

Lo hacen, logicamente, para no sufrir el escarnio público al que están hoy expuestos todos aquellos que esgrimieron las peores armas (la mentira, la tergiversación, las operaciones sucias) en pos de una idea o mejor dicho el interés económico que defienden.

Por suerte hubo algunos casos de respetuoso silencio de aquellos que lejos de la hipocresía y sin caer en el lugar común, admiten la rivalidad con el kirchnerismo y no modifican su verdadero pensar.

Apenas minutos después de conocerse la noticia del fallecimiento de Kirchner, en un importante diario salió una miserable nota de Rosendo Fraga planteando que Cristina Kirchner comenzaba desde ese momento a gobernar el país y que debería ceder a los deseos de la oposición y los poderes centrales.

Otros periodistas, un par de horas después, empezaron a caer en el "Periodismo Aschiranezco" planteando escenarios políticos futuros, candidaturas y hasta algunos se dieron el lujo de plantear futuras traiciones en el espacio oficialista, alianzas, etc.

El mismo canciller Hector Timerman, en un acto reflejo y a mi entender desubicado, planteó que Cristina Kirchner será la candidata del oficialismo para el 2011. Aclaró, inmediatamente, que eso quedará sujeto a la decisión de la presidenta, pero tarde, cuando ya habia pronunciado algo completamente fuera de tiempo y espacio.

El periodismo de anticipación en estos casos se parece mas a una timba. Todavía no se puede asegurar cual será el estado de ánimo de Cristina. Todos esperamos que pueda tener la fuerza espiritual suficiente para completar el mandato con la misma energía que venía teniendo. pero es una incógnita saber si se sentirá con la energía suficiente para afrontar una campaña presidencial y un eventual nuevo mandato por cuatro años mas.

SERIEDAD y MESURA. Eso necesita el periodismo, y algunos funcionarios también.